La prueba de la verdad solo es válida con la autorización del sujeto

Fuente: Noticias Jurídicas

La Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) en un Auto de fecha 21 de julio de 2015, ha declarado nula la prueba del P-300, conocida como 'test de la verdad', a la que se sometió al imputado por homicidio de su esposa, porque se realizó contra su voluntad.

Por primera vez, un tribunal se pronuncia respecto al valor jurídico y los requisitos para admitir la validez de pericial P-300, señalando que no resulta equiparable a otras pruebas periciales de intervención corporal en las que el sujeto es objeto de las mismas, sino a la declaración o confesión del acusado, y sólo puede llevarse a cabo con la voluntad del sujeto, pues éste no está obligado a declarar contra sí mismo ni a confesarse culpable (art. 24 CE)

A pesar de que el sujeto se mostró colaborativo durante la prueba, el abogado defensor la recurrió alegando que desde el primer momento él se había mostrado contrario a realizarla y sólo accedió porque lo consideraba un mandato judicial.

Email