Desde el CGPJ se pide a los nuevos jueces que no olviden nunca que tras los papeles y los expedientes “están las personas”

Fuente: www.poderjudicial.es

Autor:Comunicación Poder Judicial

El presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, ha pedido hoy a los 204 miembros de la última promoción salida de la Escuela Judicial, que han recibido sus despachos en un acto presidido por Sus Majestades los Reyes, que no olviden nunca que “tras los ‘papeles’ y expedientes están las personas”. Durante su intervención en el Auditorio de Barcelona, Lesmes ha recordado a los nuevos jueces que el principal criterio rector de su vida profesional a partir de ahora será “el respeto a nuestra Constitución y a las leyes” y les ha animado a no perder la ilusión, a renovar día a día su vocación y a perseverar en la idea de que “sin Justicia no hay paz social, ni desarrollo, ni libertad”. “Nuestro Estado de Derecho reclama sin ambigüedades que sus jueces sean capaces de proporcionar, con absoluta imparcialidad e independencia, respuestas adecuadas a los problemas de los ciudadanos, ofreciendo un marco de seguridad jurídica y de certeza, siempre cruciales en cualquier sociedad democrática y más aún en épocas de turbulencia económica y social”, ha dicho el presidente del órgano de gobierno de los jueces. El presidente del TS y del CGPJ ha destacado que 139 de los 204 integrantes de la promoción -el 68 %- son mujeres, pese a lo que la presencia femenina sigue siendo minoritaria en los puestos de mayor responsabilidad de la carrera judicial, y se ha comprometido a procurar una mayor representación de las mujeres en los máximos órganos del Poder Judicial. Lesmes también ha dicho ser consciente de que la crisis económica ha repercutido “de forma intensa” en la organización judicial -los nuevos miembros de la carrera comenzarán a ejercer como jueces de apoyo a los Jueces de Adscripción Territorial (JAT), plazas que no constituyen propiamente destinos judiciales- y ha asegurado que el CGPJ trabaja ya para promover un mapa orgánico judicial más racional y e instar la creación de más plazas judiciales. “La autonomía e independencia del Poder Judicial depende de vosotros, de vuestro coraje e integridad y de vuestra voluntad de hacer frente a cualquier presión y manipulación”, ha señalado asimismo el presidente del TS y del CGPJ, que ha garantizado que este último órgano la preservará “siempre que resulte amenazada”. Por su parte, la directora de la Escuela Judicial, Gema Espinosa, ha afirmado que, más allá de un profundo conocimiento del ordenamiento jurídico, los ciudadanos que acuden a los tribunales reclaman de los jueces “un conjunto de actitudes morales”. “Los ciudadanos exigen que un juez sea independiente e imparcial y reclaman también que dicte su resolución percibiendo el problema personal que se plantea, pero aspiran a que la decisión judicial se someta a las pautas que la sociedad impone a los jueces en leyes democráticamente aprobadas y no a la personal percepción del juez de cómo han de entenderse las cosas”, ha dicho. Espinosa ha añadido que la sociedad reclama de los jueces cortesía, prudencia, responsabilidad y que no actúen conforme a personalismos, pero también la valentía precisa “para declarar y aplicar los derechos de los ciudadanos cuando por Justicia corresponda, por más que la comodidad profesional invite a someterse a planteamientos distintos y populares". 

Email